sábado, 5 de diciembre de 2009

XXVIII

Hecho de barro el todo desiste en sus vasijas,
las puertas que el silencio abrió, las tibias luces
después de los umbrales, el aire casi ciego
que insiste en componer la edad y sus manteles.
Desiste la humedad y el hueco del amor,
desisten herramientas que alguna vez forjamos,
desiste ante la herrumbre el peso de la luz,
la carga y el sonido que ocultan nuestros huesos,
el ácido y el yunque que incitan la memoria.