viernes, 8 de febrero de 2013

Como la sombra

Como la sombra
deja que el tiempo viaje hacia lo oscuro
y ocúltate en la noche.
Deja en su negro los gemidos
y cúbrete de espacios y de cruces,
haz el silencio en ti
y ve como la tierra gira y calla,
como enmudece todo
pues todo viaja hacia el final.
Deja a tus manos
el movimiento arbóreo de las horas
que vuelven a su inicio,
y ondula en la marea de la nada,
en el concierto de la nada,
en lo perfecto de la nada
que está creándonos de nuevo.
Prepárate a lo gris,
arroja tu memoria al viento
mientras recreas los pasillos
de la perdida infancia
y de los muertos dones que se fueron
desde tus uñas a las sienes
donde en trayecto fuiste
poblándote de tiempo.
Como la sombra
abréviate en los bordes con modestia
y escapa con la luz hacia la muerte
después de haber quebrado las palabras.

De "Para no morir"